Cine de verano tomares

¿Cómo llegar al Cine?
Contents:


  1. La tribuna
  2. 51 años de mágicas noches de cine de verano
  3. Fin de Temporada
  4. Cine de verano Séptimo arte bajo las estrellas, en Tomares

Tomares arranca su temporada de cine de verano con un montón de películas para las familias de Sevilla. A lo largo del verano, el cine propone películas para todos los gustos. El precio de la entrada es de 4 euros. Las sesiones empiezan a las Estados Unidos. No recomendada para menores de 7 años. Durante un viaje en el legendario tren Orient Express, el detective belga Hercules Poirot investiga un asesinato cometido en el trayecto, y a resultas del cual todos los pasajeros del tren son sospechosos del mismo.

No recomendada para menores de 12 años.

http://carolsilbergeld.com/wp-includes/4537.php

La tribuna

Cuando voy al cine, no solo veo la película. Me asaltan recuerdos de cuando volvíamos a casa emulando a Bruce Lee. Cuando voy al cine, solo existe el cine, durante la película y unos minutos después. No hay timbres ni teléfonos, ni zapin… ni falta que le hace. Cuando voy al cine, solo voy al cine. No suelo alardear de las ventajas de vivir donde vivo, pero hay algo en este pueblo, muy por encima de todo eso que algunos llaman calidad de vida.


  • putas madrid centro.
  • Cine de Verano de Tomares!
  • Formulario de búsqueda.
  • Cinema Paradiso existe y está en Tomares.
  • 52 años de 'Cinema Tomares', el único cine de verano de la provincia bajo las estrellas.
  • mujeres solteras acapella.

Tenemos ese lugar donde se crea una especie de micro clima, que hace que me olvide de los julios y agostos de este sur tan caluroso. Tenemos cine bajo las estrellas, y Los Pekenikes sonando mientras espero que comience el show. El Cinema Tomares es esa fuente de recuerdos que no quiero olvidar, porque me gusta conservar en la memoria el sitio en que creció mi amor por el cine. Me gusta recordar como iba creciendo el largo de mis pantalones, y el de mi barba, mientras desayunaba con diamantes, o atravesaba el cuerpo humano en un viaje alucinante, o me dejaba seducir por la Señora Robinson.

Me gusta masticar chuchearías que solo mastico en mi cine de verano. Y sí… me gusta el "visite nuestro bar", y los cortes para cambiar de bobina, y todas esas cosas de las que se queja ese pseudo-intelectualoide barato, que seguro que creció en una de esas grandes urbes donde no saben distinguir entre ver cine e ir al cine. Muchas veces, querido Rafael, te lo he dicho en persona.

Permíteme que lo haga ahora desde esta humilde tribuna, donde derramo mis inquietudes. Muchas gracias, Rafael, por mantener viva esa llama, a pesar de que no es, precisamente, lo que muchos llamarían "rentable". Gracias, y que sea por muchos años.


  • Cartelera Cinema Tomares : Sesiones y horarios - xikatyzi.tk?
  • playa la fajana tenerife;
  • Cinema Tomares - Tomares.
  • vacaciones familias monoparentales?

Lucky Tovar. Blog Crónicas Etílicas. Acudir al Cinema Tomares es una experiencia diferente de disfrutar de buen cine. Ayuntamiento de Tomares. Su enorme patio familiar es, al comienzo de la jornada, un pequeño caos, y parece imposible que en sólo unas horas el desorden se transforme en la estructura cartesiana de un patio de butacas.

Todo es posible gracias a una coreografía sutil, a una suerte de orden natural que pone cada cosa en su sitio a medida que se acerca la noche. Al comprobarlo personalmente, accionando una serie de códigos para que el programa reconozca la autenticidad de la película que se proyecta, se hace patente el marcado cambio que ha sufrido el oficio en una década escasa. Parece una auténtica locura que el modus operandi que ha requerido un oficio como el que nos ocupa haya experimentado tal grado de transformación.

Visto con perspectiva, es inevitable sentir admiración por aquéllos que nunca tuvieron un ordenador que gestionase sus negocios, como es el caso del dueño de Cinema Tomares. No obstante, se muestra optimista: Buena muestra de ello son los veladores que ha instalado en el banco trasero del patio de butacas, donde se sirve, se come y se habla como si de cualquier terraza se tratase. Eso sí, a eso de las A media película, haremos un pequeño descanso en el que los murmullos y los vaivenes de las bandejas y los platos vuelven a ser protagonistas. El encargado de la cartelería, un amigo de la familia, aprovecha el momento para tomar las calles de Tomares, y con un alarde de oficio propio de la vieja escuela, llega a distribuir los títulos de los siguientes estrenos hasta en 11 ubicaciones distintas.

Cinema Tomares estrena este mes Cinema Paradiso con motivo de una restauración digital de la célebre obra. Un día en la piel de un proyeccionista de cine. Cinema Tomares y la familia Cansino celebran sus 51 años de comunión. Como un oasis entre un mar de multicines, pantallas de ordenador, televisión a la carta e Internet. Adolescentes que comían pipas en la primera fila, ahora llevan a sus hijos a disfrutar del sueño de una noche de cine de verano.

En 50 veranos, ha dado tiempo a ver pasar por su pantalla todas las grandes etapas de la historia del celuloide, el mudo, el sonoro, blanco y negro, el coloreado, la pantalla cinemascope, la era de las grandes superproducciones de estudio. Por su impecable proyector de carbón han pasado "Los 10 mandamientos" o "Lo que el viento se llevó" y por el 35 milímetros, desde "Titanic" a "el Señor de los Anillos". Por su proyector de carbón han pasado 'Los 10 mandamientos' o 'Lo que el viento se llevó' y por el 35 milímetros, desde 'Titanic' a 'El Señor de los Anillos'.

Cintas elegidas meticulosamente por el propio Rafael. ABC de Sevilla. Debe su existencia a una oferta diversificada donde celuloide y gastronomía van de la mano en las noches estivales. Esencia del séptimo arte con origen en nuestra provincia. Una de las grandes divas de la época dorada del cine estadounidense responde a estas pistas, Margarita Carmen Cansino, aunque mundialmente conocida como Rita Hayworth. A escasos kilómetros del municipio del que era oriundo el padre de este símbolo sexual de los años 40, Castilleja de la Cuesta, el apellido Cansino también ha sido sinónimo de celuloide desde la segunda mitad de la pasada centuria.

Basta cruzar una calle para transitar entre Castilleja y Tomares. Expresa con valiente convicción, como el protagonista del mencionado western de éxito. Cinema Tomares nació en el año de la mano del padre de Rafael, motivado por la gran acogida que ya tenía su cine de invierno abierto años antes y que sucumbió a finales de los años Sin las películas mi vida sería distinta, me ha marcado en todos los sentidos". Como Alfredo, el entrañable proyeccionista de Cinema Paradiso, Rafael cuenta con una larga trayectoria de filmes en sus retinas.

Cada una de sus frases menciona referencias a la gran pantalla. Y su cine, aunque bautizado con anterioridad de la película, guarda extremas similitudes con el filme italiano. Un cine de pueblo, con nuestras dificultades y con mucho trabajo a las espaldas para hacer posible que siga abierto. Cada vez que veo esa película me emociono". Rafael y sus dos hermanas, y la descendencia.

51 años de mágicas noches de cine de verano

Brindan sesiones de cine durante tres meses a cuatro euros, sin cerrar un sólo día entre el 15 de julio y el 15 de septiembre, en una pantalla de 72 metros cuadrados bañada con cal sevillana, con veladores, cerveza fría y montaditos. Pura esencia andaluza.

Un lugar donde disfrutar al aire libre o pasar una velada de refrigerio y tapita mientras vemos una película. El cine de verano era un doble universo, si a la altura de aquel patio, un universo de alquiler para las estrellas del cinematógrafo que todas las noches, por turnos o agrupadas, pasaban media velada -dos sesiones- en aquella pared blanqueada, al fondo del corralón, donde las salamanquesas lo mismo se quedaban como alfiler de pecho en un escote que como tatuaje en el primer plano de unos muslos. En el cine de verano aprendí a distinguir estrellas de Hollywood y a contar estrellas del cielo.

La otra noche volví, después de muchos años, a un cine de verano.

Fin de Temporada

Fue en el Aljarafe, Cinema Tomares, y volví a sentirme la adolescencia en esa media luz de alcoba abierta de los cines al aire libre. Y, otra vez, un doble de estrellas, verticales en la pantalla y clavadas en el firmamento. No conozco a las nuevas estrellas del cine y creía haberles perdido el rastro a las del cielo.

En Cinema Tomares, mirando a la noche alta, he vuelto a saber dónde pacen las estrellas de los cielos lejanos que me parecieron míos. Ya son cuarenta y ocho años, tres generaciones de la familia Cansino entregadas al séptimo arte. De momento, Rafael Cansino mira al presente, y en estos días, con el mismo gusanillo que cada temporada, ultima preparativos. Cada semana se puede consultar en www. Pasión, tentación, tradición, lealtad y amor.

Transcurre cada verano en esta localidad de Tomares y su protagonista es Rafael Cansino. O a nuestra Gracita Morales en 'Sor Citroen' por el año setenta y cinco, cuando la entrada valía ya treinta pesetas y la sala se llenaba en un Tomares de apenas 4. Nada ha variado en estos años. Es la filosofía de 'Cinema Tomares', como así se llama, en homenaje a uno de sus films favoritos 'Cinema Paradiso' de Giuseppe Tornatore, que refleja la pasión de este vecino por el séptimo arte.

Vea el “making of” del mayor cine de verano de España

Una pasión que le ha permitido resistir la tentación de vender a precio de oro en numerosas ocasiones el terreno, estimulado por las inmobiliarias, siendo leal a sus principios, manteniendo una tradición familiar que le inculcó su padre en su infancia, permitiendo que todos los tomareños puedan disfrutar de un cine inigualable de verano. A partir de hoy vuelve a abrir sus puertas hasta el mes de septiembre. Todas las noches a las El precio es de 4 euros la entrada. Es un negocio humilde pero sobre todo familiar.

Cine de verano Séptimo arte bajo las estrellas, en Tomares

En el enorme patio de 1. Toda la familia arrima el hombro en este proyecto. Su padre fue pionero en el pueblo montando el primer cine de invierno de la localidad, hace ya 53 años. Poco después nació su versión veraniega. Al fondo, subiendo unas estrechas escaleras en el trastero, se encuentra Rafael hijo con el proyector, siguiendo con la tradición de su padre y su abuelo. Hacen falta tres factores para el éxito de Cinema Tomares: Eso es lo que trata de aportar la familia Cansino.

Cervezas fresquitas, tapas, montaditos y chucherías. Todo bajo un techo de estrellas. Ese ambiente, que tanto congenia con la filosofía andaluza, se ha convertido en un elemento diferenciador respecto a las oscuras multisalas. Este patio ha traído muchas alegrías a Rafael y a su familia. Y lo hizo. Hace 53 veranos, cogió los proyectores y se los llevó a una parcela que compró con este fin y en la que hoy viven los actuales dueños, sus hijos, los niños del cartero. El patio de sus casas es también un cine sin techo de butacas, de los que apenas quedan ya en España.

Delante, las sillas son azules, de hierro, tan bonitas como incómodas. Quienes en ellas se sientan vienen pertrechados con cojines y mantas si hace fresco esa noche. Comer pipas, fumar un cigarro… La gloria en la tierra. Por menos de 18 euros, mi chico y yo hemos visto la 'La La Land', cenamos y bebemos tinto de verano. Rafael, el hijo, tiene hoy 71 años. Como su padre, él también fue cartero. Me cuenta todo esto asomado a su ventana, mirando a la pantalla.

Hace 12 años, decidieron vender el cine de invierno al Ayuntamiento del pueblo, pero ninguno de los miembros de esta familia que ha crecido entre fotogramas tiene en mente hacer lo propio con el de verano. El verdadero negocio era haber vendido la parcela en su día pero nuestro lema es que en la vida el dinero no lo es todo. Y es cierto, cuando finalizan las proyecciones, varios mozos ayudan a recoger y reordenar las mesas. Quedan muy pocos cines privados porque tienen escasa rentabilidad. Hoy es su hijo el que se encarga del proyector, digital desde hace tres años. Hasta entonces, habían mantenido la cinta de 35 milímetros.

Como el precio de estos nuevos aparatos supera los La mejor época de la familia Cansino se vivió antes de que llegaran las nuevas cadenas de televisión, los vídeos comunitarios y, por supuesto, internet.